“Seguir en los Mossos será mi calvario, seguir viviendo en Cataluña mi martirio”: Inma Alcolea (cabo de Mossos de Esquadra).

inma.jpg-1440x808

Inma Alcolea es Mossa de escuadra, licenciada en Derecho por la Universidad de Zaragoza, tiene un curso universitario de director de seguridad privada en la Universidad a Distancia de Madrid y tiene el nivel D de Catalán. Fue opositora, tras su licenciatura en derecho, al cuerpo jurídico militar antes de opositar al Cuerpo de Mossos.

En esta entrevista, a tumba abierta, denuncia el calvario que lleva sufriendo durante estos 24 meses, inmersa en un expediente con todo tipo de vejaciones, amenazas, insultos, señalamientos. Sufre un expediente completamente desproporcionado que solo demuestra la persecución y el acoso a la que están sometidos los Mossos no independentistas. No solo la persiguen a ella, que decidió hacerse pública, a raíz de ser señalada un 28 de Enero de 2018 por parte de uno de los portavoces de la independencia, en redes sociales, sino que también están perseguidos por parte de los Asuntos Internos de los Mozos de Escuadra que dirige un político del PDECAT, otros agentes leales a España y no separatistas.

Todo aquel que se pronuncia contra el régimen que tiene el gobierno autonómico es hostigado perseguido y acosado por esta División de Asuntos Internos que, sin embargo, hace la vista gorda con aquellos policías políticos desleales e independentistas. Igualmente ha sido amenazada, insultada siendo publicada en medios separatistas y subvencionados por el Gobierno Catalán como el Racó Català, como si fueran los peores años de plomo de ETA.

Es hora de denunciar estos atropellos cometidos por la División de Asuntos Internos de los mozos de escuadra cuyo mando es un político perteneciente al partido que actualmente quiere romper España. El gobierno español mira hacia otro lado, habiendo abandonado totalmente a estos Mossos que se encuentran perseguidos por esta División.

¿Ha cambiado mucho el cuerpo desde que usted entró?

Ha cambiado muchísimo desde que Zapatero permitió cambiar el Estatuto de Autonomía, que luego fue parcialmente derogado por el Tribunal Constitucional. Pero el desgarro total se inicia con el referéndum de 9 de Noviembre de 2014. Allí ya empiezan los verdaderos problemas y la deriva de la que no creo que haya marcha atrás por parte de los políticos independentistas y que lógicamente afectan al cuerpo policial.

¿Cuándo se produjo el punto de inflexión hacia la politización total del cuerpo?

Desde el inicio del proceso separatista, pero la policía política llamada Mossos por la independencia ya existían desde mucho antes permitiéndose todo tipo de soflamas en contra de la Constitución, de la legalidad o incluso de la Justicia y Fiscalía.

¿Hay una gran división entre los Mossos en este momento?

Por supuesto, pero dentro de las comisarías hay un silencio tenso y miedo, mucho miedo. El problema son las poblaciones más pequeñas o las ciudades que no son Barcelona. Allí es donde el número de mozos desleales sube en proporción. Yo vivo en Gerona y le aseguro que allí hay una total afinidad a la independencia por parte de gran parte de Mozos de Escuadra en cualquiera de sus escalas. Allí te pueden llamar colona desagradecida e inadaptada y te tienes que callar porque la normalidad es que tu mando superior tenga una bandera separatista o trapo estrellado colgado en su despacho policial.

Explíquenos como fue el proceso de su expediente disciplinario.

EL 6 de Enero de 2017 yo encuentro una noticia en el Diario de Girona donde, junto a la fotografía sin pixelar de mi hijo menor de edad, informan que se busca a una Mossa de Escuadra que ha insultado a Puigdemont en un perfil de Facebook.

A partir de ese momento se inicia un infierno procedimental y una persecución sin tregua por parte de esta División de Asuntos Internos de los Mossos de Escuadra dirigida por un político del PDECAT.

El 13 de Enero se presentan en mi domicilio dos mandos de mozos para requerirme mi arma, mi placa e informarme que no puedo volver a entrar en las dependencias de la comisaría debido a que estaba expedientada con una suspensión de empleo y sueldo. Me paso dos meses suspendida de empleo y sueldo hasta que sin mi permiso un abogado de un sindicato policial, el SAP (Sindicato Autónomo de Policía) pide para mí un traslado coactivo y me trasladan desde Marzo de 2017 hasta Septiembre de 2017 a 140 kilómetros de mi domicilio a trabajar. Si mi expediente tenía que finalizar un 13 de Junio de 2017, según marca la ley, la División de Asuntos Internos lo cierra y lo vuelve a iniciar un 5 de Septiembre de 2017, volviendo a iniciar un verdadero calvario procedimental.

Además consideran que deben en este segundo expediente por los mismos hechos, volverme a aplicar otra medida cautelar (que debe ser según ley motivadas, excepcionales y temporales) volviéndome a trasladar coactivamente a 120 kilómetros. Allí me paso de Septiembre de 2017 a Mayo de 2018 momento en que después de 16 meses puedo acceder a la Justicia para recurrir mi injusta situación. Como yo en Febrero de 2017 le cuento en una reunión de Sociedad Civil Catalana al señor Millo mi esperpéntica situación, injusta desproporcionada con una total indefensión y con una División de Asuntos Internos que tiene un cortijo en el procedimiento disciplinario. Al finalizar mi intervención yo digo que hay un golpe de Estado dentro de las instituciones de la Generalidad y que yo ahora llamaba a la Generalidad, Genestapo. Genestapo es un término acuñado por la publicación Dolça Catalunya e implica un gobierno mediocre, irresponsable, violento que tensiona para incumplir la legalidad vigente y amenaza con el incumplimiento de las resoluciones judiciales.

La División de Asuntos Internos sin embargo dice que yo comparo a la Generalidad con la Gestapo y decide volverme a expedientar con 5 meses de empleo y sueldo más los 7 meses de empleo y sueldo y pérdida de plaza fija con el que finalmente soy sancionada en el expediente anterior por críticas al ex presidente fugado Puigdemont. Quiero hacer constar que la División de Asuntos Internos no reconoce en absoluto ninguna de las pruebas que yo presento en mi descargo. En primer lugar mi perfil de Facebook es completamente cerrado desde que yo lo inicio en 2009 cuando nace mi hijo y cuando mi madre, en un tratamiento de Hepatitis C viene durante un mes y medio a residir a mi domicilio y lo utiliza ella abre las publicaciones de ese mes y medio. Mi madre es empadronada por mí un 9 de Diciembre de 2016 y su ordenador Apple se encuentra estropeado presentando una factura de reparación de fecha 2 de Enero de 2017. Ella accede a mi ordenador por esos motivos y como de costumbre escribe, sin ser consciente que lo hace de manera pública, como lo hace en su perfil de Facebook, en mayúscula. La crítica a Puigdemont está escrita por ella y realiza una declaración ante notario y también ante la División de Asuntos Internos confirmando ese extremo. Pero ninguna de estas pruebas ha sido tenida en cuenta por parte de esta División que me ha considerado desde el principio culpable, a pesar que en 21 años de servicio nunca había tenido ningún tipo de expediente por ningún motivo. Así mismo esta División decide realizarme una auditoría, imagino que pensando en que podía haber mirado a políticos independentistas, pero al darse cuenta que durante 4 días en dos años había mirado en las bases de datos policiales a mi familia me vuelve a expedientar un mes sin empleo ni sueldo.

La División de Asuntos Internos ha hecho una lectura subjetiva y ha decidido que mis pruebas no servían de nada y tras 16 meses de castigos anticipados de una futura sanción, que llaman medidas cautelares me han sancionado tres veces con un total de 13 meses sin sueldo.

Pero lo más gracioso es la manera tan flagrante, parcial y sin ninguna vergüenza, respecto a los agravios comparativos que esta División de Asuntos Internos dirigida por el político del PDECAT, respecto a los mozos independentistas. Ellos tienen una total libertad e impunidad no solo para insultar a políticos constitucionalistas, a jueces del Tribunal Supremo e incluso al rey.

Pueden llamar a la desobediencia de la Administración catalana al Estado Español, despotricar de la Justicia, de la Fiscalía, señalar en las redes poniendo nombre y fotografías de agentes de la autoridad que no comulgan con el independentismo e incluso colgarse en sus redes sociales fotografías votando el acto ilegal que nos ordenaba el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, evitar, impedir, identificar a organizadores y retirar urnas. Esta división de asuntos internos, que tiene en el procedimiento disciplinario un cortijo actúa de diferente manera según la ideología política del agente en cuestión y no cumple con el artículo 14 de la Constitución que establece que todos los ciudadanos somos iguales ante la Ley.

Pero el Gobierno español ha regalado una serie de competencias a esta CC.AA. y los ciudadanos estamos sufriendo las consecuencias de la inacción en cuanto a la inspección que estas competencias se estén realizando de manera legal.

A todo esto tengo que añadir que, llevo ganadas en los juzgados tres sentencias que avalan la ilegalidad de las medidas cautelares que me han estado aplicando durante 16 meses y que incluso ya se ha pronunciado en firme el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Pero que la Justicia supone que mientras este Tribunal me paga por las costas 500 euros, a mi todo el proceso me cuesta 2318 euros, con lo cual siempre gana la Administración Catalana, que además del sufrimiento que me ha provocado, me ha dejado asfixiada a nivel económico.

Por eso, y por las querellas que tengo abiertas, a los portavoces de mozos por la independencia, que se han pasado todo un año injuriándome y calumniándome por las redes sociales, he abierto una plataforma gofunme, donde las personas no solo me apoyan a nivel económico para llevar adelante estos procedimientos, sino a nivel moral con mensajes de apoyo.

¿Cómo le gustaría acabar esta historia?

Pues mire la ilusión mía y de mi pareja, es que la Disposición Adicional 4 de la Ley de Personal del Cuerpo Nacional de Policía vigente desde el año 2015 nos permita salir del cuerpo de los Mozos de Escuadra y acceder al Cuerpo Nacional de Policía. Queremos vender nuestras casas y sacar a nuestros hijos de esta comunidad autónoma donde no hay estado de derecho ni seguridad jurídica y que cada vez se está convirtiendo más en una comunidad donde la normalidad es el acoso, la imposibilidad de ejercer tus derechos y libertades bajo una total anuencia del Estado central al no cumplir con sus obligaciones en esta CC.AA.

Por eso como le he dicho al principio para mi seguir en esta comunidad autónoma y trabajando para la Generalidad sería para mí un calvario y un martirio. Por favor, haced clic aquí para apoyar mi campaña de GoFundMe, Querella contra DONAIRE:

https://www.gofundme.com/querella-contra-donaire?pc=wa_co_dashboard_a&rcid=88286cb108d1486c9f38e20171e2906b

Javier Navascués Pérez

Anuncios

Reyes Católicos: la Fe que unificó España.

los-reyes-catolicos-administrando-justicia__1280x720_2
La principal misión de los Reyes Católicos en todo su reinado fue contribuir a la salvación de las almas allí donde la Corona Española tocaba tierra, porque sabían que Dios les pediría cuentas de sus talentos tras su muerte. ¡Qué necesario se hace la instrucción de los súbditos en la ejercitación de las virtudes cristianas!

Tengan en cuenta esto los reyes y gobernantes del orbe. No hay mayor misión que trabajar sin descanso en instaurar el Reinado Social de Cristo, de lo contrario gobernará el reinado de Satanás y sus súbditos serán presa de los mayores vicios.

D. Rafael María Molina, historiador, nos acerca a la figura egregia de los Reyes Católicos y su grandísima trascendencia en la Historia de España y en la Hispanidad.

¿Por qué fue tan determinante en la historia de España el reinado de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, los Reyes Católicos?

Porque durante su reinado (1474-1516) surge la Unión de Reinos entre Castilla y Aragón, a la que se añadirán Granada y Navarra. Unión de Reinos bajo unos mismos monarcas, lo que es el origen de la moderna España como Estado nación. Termina el periodo de dispersión medieval de los reinos hispánicos y el destino de todos ellos (con la única excepción de Portugal) quedará unido hasta nuestros días. Además de este factor transcendental, durante su reinado se producirán episodios históricos no menos trascendentales de alcance universal, el más importante el Descubrimiento de América y se culminará la Reconquista con la toma del reino musulmán de Granada. Acontecimientos ambos que confluyen en el año 1492, verdaderamente decisivo en nuestra historia y en la del mundo. En este reinado se producen cambios y reformas religiosas, sociales y económicas que marcaran profundamente la historia de España al menos hasta 1700. Con los Reyes Católicos España pasa de ser un país dividido y en guerras civiles crónicas en la década de 1460 a convertirse en una corona pujante, poderosa y virtualmente la primera potencia europea a la muerte de Fernando el Católico en 1516.

¿Los Reyes Católicos son los padres del concepto de España como nación?

No, esto hay que dejarlo bien claro. La idea de España como nación ya existía desde mucho antes, por lo menos desde la época del reino hispanovisigodo, como dejó bien claro San Isidoro de Sevilla y durante toda la Edad Media en los diferentes reinos persiste el sentimiento de España como nación común, de lo cual hay una multitud de testimonios en la Crónicas de la época. Algún historiador ha hablado de España como “nación pluriestatal” durante el período medieval. (Todo lo contrario al absurdo concepto de “Estado plurinacional” del que ahora hablan algunos políticos).

o que hacen los Reyes Católicos es llevar a la práctica el sueño compartido por muchas generaciones en los siglos medievales de unificar las coronas en una única monarquía, la que pronto será conocida en todo el mundo como Monarquía Hispánica. La base de poder principal de los Reyes será el reino de Castilla donde la Corona poseía jurídicamente amplios poderes de gobierno. En cambio, en las regiones de la Corona de Aragón, la Corona compartía el poder con las instituciones propias de estos territorios. (Aragón, Cataluña, Valencia y Mallorca) Es cierto que, como han señalado prestigiosos historiadores como Don Luis Suárez, Miguel Ángel Ladero o John Elliott, la Monarquía de Isabel y Fernando será una Unión de Reinos y no un reino fusionado y centralizado.

Tanto Castilla como Aragón conservaran todas sus instituciones y leyes propias, pero al tener los mismos monarcas y una única política exterior y militar la sensación de unidad de España fue muy clara como expresan muchos intelectuales y cronistas de la época, tanto en Castilla como en los reinos de Aragón, tales como Alonso de Palencia, Alfonso de Cartagena, Joan Margarit o Pere Miquel Carbonell, por citar unos pocos ejemplos. Este sentimiento alcanzó no solo a intelectuales sino al mismo pueblo. Es impresionante ver como, por ejemplo en las Crónicas de las guerras del Gran Capitán en Italia, el propio Gran Capitán y sus soldados se definen ya como únicamente españoles y no ya castellanos ni aragoneses y se refieren a España como su patria y su nación. Fernando, a pesar de ser en teoría solo rey consorte de Castilla ejercerá en la práctica como rey de Castilla junto a su esposa interviniendo en todas las cuestiones de este reino. Y se crea la estructura de Consejos (de Castilla, de Aragón, de Italia  etc) que extenderá el poder real a toda la monarquía. Estructura que será característica de la Monarquía Hispánica hasta 1700.

Sin duda alguna, la religión jugaba un papel esencial para Isabel y Fernando. ¿Hasta que punto fue así?

Exactamente. Para Isabel y Fernando la defensa y promoción activa de la Fe católica a todos los niveles era la base y piedra angular de toda su política. Hay que tener muy presente un dato muy importante: Isabel y Fernando tenían bien claro que Dios, tras la muerte, exigirá cuentas  de una manera mucho más estrecha  a los gobernantes que a la gente normal por que “A quien mucho se le dio, mucho se le pedirá”. Por tanto ellos estaban convencidos de que su propio destino eterno iba a estar muy vinculado al número de almas de sus súbditos que consiguieran la salvación eterna. (No estaría de más que muchos gobernantes actuales pensaran en ello. Si no lo hacen, peor para ellos. Muchos se llevaran sorpresas terribles).

Es por ello que Isabel y Fernando tenían tanto celo religioso. Para ellos la salvación eterna de sus súbditos era el principal objetivo de su política antes que ningún otro como el bienestar económico o la seguridad de los habitantes de sus reinos (aunque también éstos fuesen objetivos suyos obviamente). Para ellos era impensable que unos reyes fueran “neutrales” en materia religiosa y que la religión católica fuese una más al mismo nivel que otras en sus reinos. En aquel tiempo eran igualmente impensables conceptos como “tolerancia interconfesional” o “laicidad” como algo deseable.

En una auténtica sociedad católica como la de aquel tiempo, los creyentes de otras religiones eran vistos como hoy la sociedad ve a los terroristas. Se daba por supuesto que la unidad católica de la sociedad era la condición imprescindible para la existencia ordenada, armónica y en paz de un reino. El “pluralismo” solo podía traer discordia, violencia y guerras civiles. La mentalidad de aquella época no podía ser más opuesta a la que ha prevalecido en nuestros días. De ahí el apoyo masivo del pueblo en aquella época a medidas como la expulsión de los judíos, el establecimiento de la Inquisición o la reforma de las órdenes religiosas, impulsada por los Reyes, mediante la egregia figura del Cardenal Cisneros.

La Inquisición, la expulsión de los judíos… En esos temas se ha cebado la leyenda negra antiespañola.

Esas medidas hay que verlas como parte de esa política de unidad católica como bien supremo.  Sobre los judíos hay que recordar que ya habían sido expulsados de Francia, Alemania e Inglaterra en tiempos medievales. Y la expulsión de 1492 no tuvo connotaciones “racistas” sino religiosas. A los judíos que quisieron convertirse sinceramente (y fueron miles) se les acogía como a cristianos sin ningún tipo de discriminación. De hecho hubo “conversos” que llegaron a altos puestos en la Corte. La Inquisición, por su parte, nunca persiguió a los judíos como tales sino a  los “judaizantes”, los falsos conversos que seguían siendo judíos en secreto. El objetivo era siempre preservar la pureza de la Fe. También las posteriores reformas de las órdenes religiosas tendrán ese objetivo. Y todo ello ayudó en gran medida a preservar a España, más tarde, de la entrada de la herejía protestante y de las terribles guerras civiles religiosas que casi destruyeron a Alemania y Francia en los siglos XVI y XVII.

Sobre la Inquisición concretamente se podrá pensar lo que se quiera pero los historiadores más rigorosos, españoles y extranjeros han reconocido que era un tribunal que, para la época, ofrecía una gran cantidad de garantías legales. Y desde luego las matanzas y persecuciones religiosas en Inglaterra, Francia o Alemania en esa época causaron muchas más víctimas que la Inquisición española.

El Descubrimiento de América fue otro momento cumbre del reinado.

Así es. Solo dos grandes reyes como Isabel y Fernando supieron captar la grandeza del proyecto de Cristóbal Colón. Y el principal objetivo, como siempre en su política, antes que cualquier beneficio comercial o estratégico fue misional y el ansia de convertir nuevas almas a Cristo. Esa será la gran diferencia entre el imperio Español y otros imperios coloniales posteriores como el británico, orientados únicamente a la explotación económica. Las Leyes de Indias, se aplicaran más o menos en la práctica son un monumento a la dignidad humana y España permitió un nivel de controversia ética y moral acerca de la licitud de sus conquistas (como han reconocido historiadores anglosajones como Hugh Thomas o Phillip Powell entre otros), muy superior a la de cualquier otro imperio hasta bien entrado el siglo XIX.

Como en cualquier obra humana hubo luces y sombras, hubo hechos lamentables y matanzas ocasionales pero en conjunto, diga lo que diga la leyenda negra, predominan las luces, como reconocen muchos historiadores y hoy pervive toda una civilización hispánica de cientos de millones de personas, con un gran componente indígena (impensable en otras latitudes), que es testimonio de ello. Y no hay que olvidar que la Conquista solo pudo hacerse gracias a la colaboración en muchos casos de pueblos indígenas que querían escapar de dominaciones mucho peores por parte de otros pueblos indígenas.

Fueron reyes muy queridos por el pueblo.

Cierto. Siempre tuvieron el apoyo, como reflejan los documentos y las crónicas, de las ciudades y sus representantes en las Cortes y la gente en el medio rural lo que quería precisamente era salir de los territorios de dominio señorial y entrar en los de realengo, o sea depender de la jurisdicción real y no de la nobiliaria. Isabel y Fernando contaron con los nobles, pero les arrebataron muchos de sus territorios sometiéndolos al poder político de la Corona. También codificaron las leyes de Castilla para ofrecer garantías al pueblo contra los abusos de los nobles. Durante años, un día por semana, los Reyes Católicos escuchaban en audiencia a cualquier persona, por modesta que fuera, para oír sus reclamaciones. (Algo que hoy sería impensable que hicieran  los gobernantes en nuestro régimen donde nos dicen que “el poder emana del pueblo”).

¿Cómo fueron los últimos años del reinado?

Isabel murió en 1504 y entonces se produjeron unos años de confusión sucesoria. Su única heredera viva era la infanta Juana, conocida como Juana la Loca por la enfermedad mental que convirtió su vida en un tormento. Juana estaba casada con el príncipe belga Felipe “El Hermoso”, hijo del Emperador alemán Maximiliano de Habsburgo y heredero del Sacro Imperio. Ello era producto de la política de alianzas de Fernando que había unido a España con Alemania para cercar a Francia, principal enemiga europea de Castilla y Aragón. Hay que recordar que el ejército hispano al mando de un gran general, Gonzalo Fernández de Córdoba, “El Gran Capitán”, había derrotado al francés estableciendo el dominio español en el sur de Italia.

La llegada a Castilla de Juana, muy sometida su marido Felipe, a su vez muy hostil a Fernando, acabó produciendo el “exilio” de Fernando en sus reinos originarios, de Aragón (aunque sin renunciar a sus derechos en Castilla). Fernando se casó a su vez con la princesa francesa Germana de Foix. Esto lo hizo para aumentar sus derechos al reino todavía independiente de Navarra que estaba gobernado  por la dinastia francesa de los Foix y para evitar una inminente invasión francesa contra el sur de Italia, dominado por Fernando. Esto ha sido un hecho polémico pues muchas veces se ha argumentado que si Fernando hubiera tenido un hijo con Germana (y de hecho tuvo uno en 1509, el príncipe Juan, que murió pocas horas después de nacer) se hubiera roto la unidad de los reinos de Castilla y Aragón, que había sido la obra de su vida. Sin embargo esto dista mucho de estar acreditado. Como han recordado historiadores como Merriman o John Elliott,  Fernando podría haber promovido a ese hipotético hijo como rey no solo de Aragón sino también de Castilla, ya que ese hijo habría sido un Trastámara a fin de cuentas. (Hay que recordar que tanto Isabel como Fernando eran miembros de la dinastía Trastámara, siendo primos lejanos).

Pero la Providencia en todo caso allanó el camino con la muerte de Felipe el Hermoso en 1506. Lo cual propició una segunda etapa de gobierno de Fernando en Castilla hasta su muerte en 1516, donde retomó toda la política unificadora de su época con Isabel. Política que fue coronada con la conquista de Navarra en 1512. El heredero de toda la Monarquía acabó siendo  su nieto Carlos de Habsburgo, el futuro Carlos V, hijo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso.

Por último, aunque sea un ejercicio arriesgado, ¿Qué cree que pensarían Isabel y Fernando de la España de finales del XX  y principios del XXI?

Es arriesgado pero se puede hacer una proyección coherente. Sin duda deplorarían los intentos de romper la unidad de España. En este sentido les sorprendería totalmente lo ocurrido en Vascongadas en las últimas décadas por cuanto en su época Vizcaya y Guipúzcoa eran bastiones de lealtad. Tal vez lo que vemos en Cataluña en los últimos años les sorprendería menos. Al fin y al cabo Fernando, siendo príncipe heredero de Aragón en la década de 1460 ya había tenido que afrontar la rebelión de una Generalidad catalana oligárquica y corrupta. Aunque hay que dejar claro que en tiempos de los Reyes Católicos Cataluña tuvo una buena relación con la Corona. Catalanes participaron en la guerra de Granada cuya conquista fue muy celebrada en Barcelona. Isabel fue muy querida en Cataluña, según todos los testimonios.

Sin duda deplorarían profundamente el estado de apostasía religiosa general colectivo en España y Europa y serían incluso beligerantes contra todos los poderes que atacan la Religión y más aún, promueven el Islam en Europa. Es muy dudoso que entendieran el papel de las monarquías en la Europa actual reducidas a un papel decorativo y sometidas al sistema oligárquico partitocrático. Precisamente Isabel y Fernando habían luchado en su momento contra algo parecido, las ambiciones de la alta aristocracia por dominar totalmente Castilla y someter a reyes débiles (como le había pasado al hermanastro de Isabel, Enrique IV). Y hoy probablemente el equivalente histórico a lo que entonces eran los clanes aristocráticos y sus legiones de “clientes”, sean los grandes partidos, oligárquicos y corruptos, que dicen representar al pueblo y se creen con derecho eterno a gobernarle y vivir a su costa, rodeados, eso sí, de privilegios, inalcanzables para ese pueblo al que dicen representar.

Javier Navascués Pérez

El hundimiento de Podemos: quien a sorpasso vive a sorpasso muere.

los-peones-en-la-disputa-entre-pablo-iglesias-e-inigo-errejon-sobre-el-futuro-de-podemos

Ni el Brexit, ni el fin del régimen socialista andaluz que ha mantenido por 37 años a esta parte de España a la cola de Europa, parecen tener tanto eco mediático como el “ataque de cuernos” que tiene el omnipotente líder de Podemos, Pablo Iglesias, por el abandono de esta formación neocomunista de uno de sus fundadores, Iñigo Errejón.

Pero la mayoría de los análisis de este asunto que he leído, escuchado y visto, por parte de los opinadores de la actualidad política, se equivocan, o por lo menos olvidan un factor importante en la más que probable implosión de Podemos.

Es cierto que la huida de Iñigo Errejón de Podemos se debe en gran parte a la lucha interna, algunas veces soterrada y otras más pública, que ha mantenido con el todo poderoso Pablo Iglesias, que como una anomalía democrática en la España de estos 40 años de democracia controla personalmente un partido mano a mano con su pareja, en la que Errejón perdió claramente y tuvo que replegarse a los “cuarteles de invierno”.

También es cierto que la última y verdadera encuesta, como ha sido las elecciones andaluzas del 2 de diciembre, ha sembrado el terror en Íñigo Errejón y a Podemos, que apostaba por una Teresa Rodríguez enfrentada con Pablo Iglesias que podía gobernar Andalucía de la mano del PSOE de Susana Díaz, ha hecho entrar en pánico a Errejón, que ha visto sus sueños frustrados con esta vía.

El problema real de Podemos es que la mayoría de los españoles han desenmascarado a estos illuminati de la política, de aquellos que aprovecharon el dolor de muchas familias en plena crisis económica para tocar poder y después abandonarlos a su suerte. Hoy ya no se acuerdan de los desahuciados, cuando todavía se producen más de 100 desahucios al día en España y curiosamente son los ayuntamientos en que Gobierna Podemos –Madrid y Barcelona- quienes los encabezan.

Tampoco es menos cierto que la atomización de Podemos, con sus mareas, hace aumentar exponencialmente cualquier fracaso electoral y reaviva todo tipo de escisiones, abandonos y nacimientos de nuevas siglas de grupos de extrema izquierda.

Pero de lo que no hablan ninguno de estos analistas políticos es uno de los factores, que a mi juicio, está influyendo sustancialmente en que Podemos empiece su carrera cuesta abajo y sin frenos, los millones de españoles que hartos de sus tropelías le han dejado, incluso para más enfado de los podemitas, muchos de ellos pasándose a Vox.

Porque son muchos miles de votantes de Podemos que confiaron en esta formación política en los momentos más duros de la crisis, que han visto como esos líderes que hacían escraches a la “casta” se han aburguesado adquiriendo casoplones como su residencia habitual de más de 600.000 euros –insoñable para un trabajador español-, como sus representantes en los diferentes parlamentos –aquellos que iban a renunciar a prebendas y sueldos- han hecho suyos los privilegios de esa hipotética “casta” a la que tanto odiaban y no sólo no se han reducido los sueldos sino que los han aumentado considerablemente o que no sólo no han contratado a menos enchufados sino que los han aumentado incorporando a familiares directos.

El problema real de Podemos es que la mayoría de los españoles han desenmascarado a estos illuminati de la política, de aquellos que aprovecharon el dolor de muchas familias en plena crisis económica para tocar poder y después abandonarlos a su suerte. Hoy ya no se acuerdan de los desahuciados, cuando todavía se producen más de 100 desahucios al día en España y curiosamente son los ayuntamientos en que Gobierna Podemos –Madrid y Barcelona- quienes los encabezan.

A lo que hay que añadir la política de odio que han llevado, especialmente a nivel municipal, con la eliminación de cruces, fiestas religiosas o símbolos tradicionales con la excusa de la Ley de Memoria Histórica.

Podemos como tal está acabado, que no significa que no vaya a durar algún tiempo ni que no surjan otro tipo de formaciones similares, pero lo cierto es que el partido político que decía iba a desmarcar al PSOE ha sido quien ha recibido el sorpasso de los españoles.

F. Trillo

 

Susana Díaz llama a la movilización de los andaluces contra el cambio político, apelando a que Andalucía es suya.

456493-944-629

La todavía presidenta en funciones de Andalucía, la socialista Susana Díaz, no ha querido despedirse dignamente de los andaluces a los que su partido ha convertido en los ciudadanos de España y Europa a la cola en todos y cada uno de los índices que podrían marcar el progreso y la prosperidad de un territorio.

Y como no podría ser de otra forma, en esta nueva izquierda española rencorosa y que no respeta los principios más básicos de una democracia, se despide llamando a la “movilización” de los andaluces, con la excusa del miedo al franquismo y a la extrema derecha, para evitar que los nuevos gobernantes andaluces puedan desmontar, ladrillo a ladrillo, el “chiringuito” de amigotes y corruptelas que el PSOE andaluz ha edificado durante 36 años ininterrumpidos, toda una anomalía democrática sin parangón en una democracia.

Susana Díaz llama, eufemísticamente, a “la participación activa de la ciudadanía” andaluza, pidiendo que se impliquen “al máximo en combatir a la derecha”, y prosigue su “arenga” lanzando argumentos falsos y manipulados que irresponsablemente pueden violentar la tranquilidad de los andaluces generando un clima de tensión, por otra parte propicio para este tipo de movilización social de la izquierda.

El PSOE andaluz, ese al que muchos miraban como el único bastión del PSOE razonable, moderado y socialdemócrata de la transición, se ha quitado la careta y se ha lanzado al monte para agitar las aguas políticas en Andalucía. Esto es lo que ocurre cuando un partido político confunde una administración con su partido y los derechos de los ciudadanos con sus militantes

La primera acción de protesta ya tuvo lugar a las pocas horas de conocerse los resultados electorales en Andalucía, donde la izquierda más radical intentó calmar su pataleta saliendo a la calle con amenazas y alguna que otra acción violenta; y la segunda dará comienzo hoy, con una puesta en escena de “rodea el Congreso” a la andaluza, donde la novedad es que el PSOE ya no se esconde y abiertamente no se limita a dar su apoyo al escrache, sino que fleta autobuses desde sus agrupaciones locales para que militantes y simpatizantes –se entiende que por la disponibilidad de tiempo en día laborable sean todos los enchufados que ven sus puestos de trabajo peligrar- puedan acudir al Parlamento Andaluz gratuitamente.

Lamentablemente para la España constitucional, el PSOE, como ya advertía Pio Moa en algunos de sus escritos, ha dado marcha atrás al “espíritu de la transición”, que tanto ha contribuido para la paz y el progreso de España de los últimos 40 años, retrotrayéndose a los desafortunados hechos de 1934, cuando a la sombra del resentimiento por la victoria del centro-derecha en 1933 la izquierda primero se reagrupó, como hoy ocurre en Sevilla, y posteriormente se unieron para “derrocar” a un Gobierno legítimo, como es el que los votos de los andaluces ha posibilitado en las pasadas elecciones del 2D.

El PSOE andaluz, ese al que muchos miraban como el único bastión del PSOE razonable, moderado y socialdemócrata de la transición, se ha quitado la careta y se ha lanzado al monte para agitar las aguas políticas en Andalucía. Esto es lo que ocurre cuando un partido político confunde una administración con su partido y los derechos de los ciudadanos con sus militantes. Lo que la propia Susana Díaz no se ha molestado en esconder cuando en su carta no duda en afirmar que: “No vamos a aceptar que nadie nos arrebate lo que es nuestro”, como si Andalucía y sus instituciones democráticas sean propiedad suya y de su partido. ¡Impresentable!

F. Trillo

Imperiofobia y leyenda negra de Elvira Roca Barea, éxito comercial y académico al mismo tiempo.

mariaelvirainq

Nos encontramos probablemente ante uno de los ensayos más exitosos y mejor valorado de los últimos tiempos, un libro que ya lleva 25 ediciones . La autora, tras repasar brevemente la historia de algunos de los principales imperios se centra, desde la más absoluta objetividad, en la verdad histórica del imperio español y los motivos que se dieron para la creación de la imperiofobia y la leyenda negra contra España, algo que no constituye un hecho aislado comparado con otros imperios sino que es un fenómeno normal y que tiene cierta lógica.

Elvira Roca Barea es licenciada en Filología Hispánica y máster en literatura medieval, es profesora de un centro de enseñanza secundaria. Ha trabajado en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y ha impartido clases en la Universidad de Harvard. Es, asimismo, conferenciante, articulista en los más importantes diarios de España. Su trabajo de investigación se ha centrado, principalmente, en la leyenda negra española, es decir, el relato desfavorable sobre España y su pasado. En esta entrevista nos habla del éxito de su libro y de los aspectos principales del mismo.

Su libro ha sido un éxito comercial y a la vez ha tenido una gran aceptación a nivel académico, algo que no es muy habitual, ¿A qué cree que se debe éste éxito?

Realmente el fenómeno del éxito del libro se lo pregunto al que me lo pregunta, yo tampoco lo entiendo muy bien. El destino habitual de un ensayo histórico de casi 500 páginas no es convertirse en un best seller, es tener una venta relativa entre un cierto tipo de lector. No es sobrepasar los 100.000 ejemplares ni llevar 25 ediciones. Yo que lo escribí no lo veo claro, no acabo de entender las razones.

Le pregunto a la gente y me dicen que el libro se lee bien, que tiene lectura fácil, a pesar de que trata temas complicados y que ofrece una visión de la historia de España que no es la que le habían enseñado. Otros dicen que se lo recomendó un amigo para quitarse todos los complejos de ser español. Hay un buen ramillete de explicaciones.

¿Por qué quiso tratar los imperios de Roma, Rusia, Estados Unidos antes del Imperio español?

Porque uno de los problemas para comprender el fenómeno de la leyenda negra antiespañola era la situación de excepcionalidad en la que estaba. Lo que es excepcional y extraño en la historia no lo comprendemos bien hasta que no lo colocamos en un contexto en el que hay fenómenos semejantes. El ser humano aprende por comparación. Entonces uno de mis objetivos fundamentales era sacar la leyenda negra antiespañola de ese pozo de la excepcionalidad y hacer entender al lector que eso que llamamos leyenda negra es un fenómeno que ha sucedido en la historia más de una vez, a distintos imperios y en distintos tiempos.

Entonces la leyenda negra ya no es tan rara, ya no nos permite que cada estudioso le cambie de color, la amplie, la reduzca etc …Encajado en el concepto de la imperiofobia la leyenda negra cobra sentido totalmente. Mientras la leyenda negra fuese como una especie de animal extraño al que no se le puede adjudicar una especie ni un género, era posible que cada uno la viese como quisiese (como un fenómeno grande, pequeño o desaparecido). Cada persona en función de su ángulo de estudio hizo de su capa un sayo. Me parecía que era muy importante, primorial, colocar la leyenda negra de España en su sitio, en el contexto de las propagandas anti imperiales, que son un fenómeno recurrente a lo largo de la historia.

El historiador William S. Maltby habla de dos grandes imperios en la historia, España y Estados Unidos, que han padecido la leyenda negra…

Claro que son los dos imperios que lo han padecido de una manera más notable. Para Maltby, que es estadounidense está muy claro lo que se refiere a su propio país. Pensemos que la forma de la que podemos conocer la imperiofobia que sufrió el imperio romano es parcial, porque sucedió hace mucho tiempo y tenemos que valernos de datos indirectos, de la historografía que se ha conservado, de fragmentos de historiadores alejandrinos. En el caso de Rusia nosotros no formamos parte del orbe ruso, con lo cual nuestro conocimiento de Rusia ya está muy teñido por toda la rusiofobia que desde el siglo XIX se ha escrito por distintas razones y en distintas ocasiones en la Europa occidental.

Maltby considera que los dos fenómenos más semejantes son las leyenda negra antiespañola y antiamericana. Él ve ese paralelo porque ha estudiado la leyenda negra española y porque es estadounidense. Yo he estudiado más imperios y he visto fenómenos semejantes vinculados al imperio otomano, al imperio mongol…Es realmente un fenómeno ubicuo.

¿Por qué es tan habitual que en torno a todo gran imperio exista una leyenda negra?

Tiene toda la lógica que cuando un imperio se expande y se consolida, los poderes periféricos que se quedan arrinconados, cuando ese poder se hace hegemónico, suelen luchar contra él. Cada imperio tiene sus luces y sus sombras, lo que llamamos imperiofobia es el empeño constante de sólo buscar las sombras. Hay que intentar comprender las razones por las cuales un imperio se consolida y las razones por las cuales en los imperios se producen los mayores crecimientos demográficos de la historia humana, las razones por las cuales hay una estructura política que es capaz de integrar gentes diversas. En fin creo que los imperios ofrecen ángulos y visiones lo suficientemente positivos e interesantes para intentar estudiarlos desde un punto de vista desprejuiciado.

En cambio pensamos que el imperio es una maquinaría gigantesca que llega conquistando y arrasando con todo. Es cierto que los imperios conquistan, pero es que todo el mundo conquista. El asunto está en averiguar que es lo que sucede 50 años después de una conquista. Si en ese tiempo ese fenómeno de expansión se ha agotado en sí mismo y volvemos otra vez a la conflictividad entre poderes pequeños que había anteriormente o si 50 años después de la conquista vemos que se ha consolidado políticamente el territorio, iniciamos una etapa de crecimiento demográfico, desarrollo urbano, mejoras en las vías de comunicación etc.

Si usted se pone a mirar el imperio romano cuando desembarca Escipión el Africano aquí, efectivamente conquista la península ibérica. Lo que hay antes de los romanos es un estado de conquista permanente de unos pueblos con respecto a otros, un estado de guerra continua que impedía la consolidación de ningún poder político. El suponer que lo que hay antes de que llega el imperio es una especie de paraíso terrenal idílico en el que todos viven en paz y tranquilidad y perfecta armonía es una estupidez como una catedral. Simple y llanamente la realidad demuestra que esto no es así.

Cuando los españoles llegaron a América la conquistan, pero la pacifican…

Efectivamente conquistan un territorio, pero los indios guerreaban constantemente entre ellos y se sometían los unos a los otros y esos sometimientos era en líneas generales mucho más agresivos y más dificiles de soportar. Hablamos en términos de esclavitud, sacrificios humanos, el modo de someter al derrotado era atroz, no sólo los aztecas sino otros pueblos. Si te pones a mirar 50 o 100 años antes había un estado perpetuo de conquista los unos con los otros. Ese mecanismo se detiene después de la llegada de los españoles, que es cuando se produce el fenómeno de la gran pacificación.

Lo mismo que en la península ibérica cuando llegan los romanos. 20 años antes de los romanos había diferentes tribus (los arévacos, los numantinos etc) peleándose entre ellos constantemente de tal manera que era imposible la consolidación de un poder político que permitiese la necesaria estabilidad para que las ciudades crecieran, el comercio prosperase etc Tras la conquista se produce una situación de paz como no se había conocido otra en la península ibérica.

La doctrina católica del imperio español acabó con muchas de las barbaries cometidas en América…

Está claro que cuando un imperio se expande tiene que desarrollar algún mecanismo de cohesión moral porque resulta prácticamente imposible que puedan coexistir el tipo de mentalidad que sacrifica seres humanos a los dioses con la cristiana que acoge al derrotado y lo integra. El cristianismo católico es integrador. Es un sistema de pensamiento según el cuál todos los bautizados son hijos de Dios y a partir de que alguien sea bautizado forma parte de esa comunidad y no será rechazado por haber nacido más oscuro o más claro. Esa mentalidad católica fue un factor importante en el desarrollo de ese imperio.

Sin embargo a principios del siglo XVI los enemigos de España crean la leyenda negra…

A nosotros nos choca mucho que un fraile español como Fray Bartolomé de las Casas escribiera una barbaridad sobre la destrucción de las indias, que es un cúmulo de falsedades. El fraile está buscando promover la polémica. La Iglesia llevaba siglos educando a base de polémicas, enfrentando dos puntos de vista que contendiesen entre sí. Ese era el modo que las universidades formaban a la gente. La controversia era un sistema de formación.

El problema es cuando esos escritos caen en las manos de una maquinaría propagandística que está montada para erosionar ese poder hegemónico en Europa por todos los medios a su alcance. Mientras los españoles están abriendo camino y construyendo ciudades, el eje orangista luterano anglicano se está dedicando a crear la propaganda, a inventarla. Basándose en los textos de Bartolomé de las Casas y en otras publicaciones (unas inventadas y otras tergiversadas) nace la leyenda negra. Los españoles, los católicos en general no han sabido manejarse bien en el terreno de la propaganda.

Y hay que tener en cuenta que cuando ese imperio se viene abajo provoca con su caída el cambio más importante que se ha dado en la civilización occidental, que ha sido el giro al norte. El español ha sido, desde los romanos, el último hombre del sur que ha mandado en Occidente. Hasta entonces el eje de la civilización occidental había estado en torno al mar mediterráneo. Hay que escribir todas las razones por las que ese cambio se produce. No se ha dado simplemente variando el peso hegemónico de un territorio a otro. Luego escriben una historia en la que se acomoda la superioridad del norte y la inferioridad del sur.

¿Qué relación tiene que ver la caída del Imperio español con la actual situación de España?

Cuando se fragmentan los imperios viene detrás una larguísima etapa feudal, de inestabilidad política de inseguridad de fronteras, un problema grandísimo para consolidar Estados fuertes. Cuando tú tienes Estados débiles lo que te sucede es que te crecen los señores feudales, que podemos llamar secesionismo catalán, los podemos llamar narcoguerrilla, las FARC, lo que usted quiera. La realidad que tenemos es que hay un Estado que se demuestra incapaz de hacerle frente a un poder pequeño que se alza frente a él como un pequeño feudalismo que se lo lleva al huerto y amenaza con tumbarlo. Y esto ha sucedido y sigue sucediendo.

Para finalizar le pedimos a modo de pequeño resumen algunos de los principales argumentos contra la leyenda negra…

El resumen es relativamente fácil de hacer. Hay que quitarse las telarañas de los ojos y los prejuicios y ver la realidad. La realidad es que el imperio español pudo gobernar más de 20 millones de kilómetros cuadrados en bastante paz. No hay más ver las ciudades las vías de comunicación y el nivel de vida que tenían esos territorios antes de la independencia y el que tuvieron después.

No se pueden considerar como algo privativo del Imperio español determinadas realidades que eran comunes en la época. Por ejemplo el otro día leía sobre Fray Junípero y la Universidad de Stanford que los franciscanos castigaban con el látigo. No tienen en cuenta que en ese tiempo todo el mundo castigaba con el látigo. En los colegios ingleses hasta este siglo. Entonces no se puede decir que los franciscanos eran malos porque castigaban con el látigo porque entonces sería malo todo el mundo.

Por ejemplo la Inquisición supuso un gran avance desde el punto de vista del derecho procesal. Bastaría comparar el derecho procesal tal y cómo se aplicaba en los tribunales civiles de España y de Europa y el derecho procesal del sistema inquisitorial. Hay un trabajo de un inglés del XIX, pero nadie lo ha desarrollado. Hay una gran cantidad de avances desde el punto de vista de la instrucción de un caso, que pasan del proceso inquisitorial a los tribunales civiles. Hay avances notables como la aparición de la figura del médico forense.

Javier Navascués Pérez

¿Usará Pedro Sánchez la inmigración para romper el acuerdo en Andalucía?

15459888900920

Todo parece indicar que sí, y no por despecho a que –por lo menos en la Mesa del Parlamento- los votos de PP, Ciudadanos y Vox hayan echado del “trono” andaluz a su enemiga y rival socialista Susana Díaz, sino porque Vox se dispara en intención de voto y amplía la mayoría de la derecha, según sondeo publicado por Sigma Dos para El Mundo, donde la formación de Abascal entraría en el Congreso con entre 43 y 45 escaños, un 13% de la intención de voto, y que lo sucedido en Andalucía se puede reeditar a nivel nacional y tener que abandonar la presidencia del Gobierno por la puerta de atrás.

No es casualidad que en plenas negociaciones entre PP, Ciudadanos y Vox para garantizar un cambio en Andalucía, irrumpa el buque “Open Arms” en la Bahía de Algeciras, con más de 300 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo. Pedro Sánchez sabe muy bien cual es una de las divisas de Vox, y banderín de enganche de la mayoría de sus votantes, acabar con la inmigración ilegal descontrolada que en algunos municipios españoles, precisamente donde Vox ha obtenido más votos en Andalucía, y que ya llega a una situación insostenible.

Si a esto le sumamos que Santiago Abascal ya ha puesto sobre la mesa, en su negociación con PP y Ciudadanos para dar el visto bueno al Gobierno del cambio, la necesidad de un gesto sobre la presión migratoria que padece Andalucía para poder darle sus votos y contentar a su electorado, a nadie se le escapa que el aumento de autorizaciones del Gobierno español para el desembarco en puertos andaluces de más y más barcos de “rescate” cargados de inmigrantes, puede hacer saltar por los aires en cualquier momento el pacto en Andalucía.

Y es que la izquierda en España tiene muy mal perder, lo ocurrido en Andalucía nada más conocerse que la suma de votos de PP, Ciudadanos y Vox daba al traste con la posibilidad de un gobierno entre socialistas y extrema izquierda, es prueba de ello. La extrema izquierda andaluza tomó las calles de algunas capitales de esta comunidad española, y con la excusa del pretendido ascenso del fascismo, llevaron a cabo toda clase de actos violentos en calles, plazas y algunos establecimientos.

El segundo ataque de “cuernos” se hizo evidente en la reciente elección de la Mesa del Parlamento Andaluz, donde además del ya conocido numerito al que nos tiene acostumbrados los podemitas en este tipo de actos, se evidenció en que en la mayoría de las promesas de los nuevos diputados andaluces de la extrema izquierda vertieron su odio contra Vox en una coctelera de todo tipo de insultos y descalificaciones.

El tercer acto de este thriller vendrá si finalmente, como todo parece indicar, Juanma Moreno, líder de los populares andaluces, consigue ser el presidente de la Junta de Andalucía. Porque a la movilización callejera de la extrema izquierda más radical de Andalucía se le sumará ese otro control de la sociedad andaluza que tan bien ha conseguido consolidar el PSOE, tras cuarenta años en el poder, y que controla sindicatos, asociaciones vecinales y todo tipo de colectivos que generarán un permanente ruido y movilización que hará prácticamente imposible que los andaluces comiencen a sentir el cambio, su última intervención como presidenta, el mensaje de Navidad, es un vivo ejemplo de la oposición que pretende llevar a cabo Susana Díaz.

F. Márquez

 

Teniente coronel Antonio Tejero: “Me arrepiento de que quizás me he quedado corto en darle a Dios y a la patria todo lo que se merecen”. Entrevista en exclusiva de Javier Navascués.

18782_antonio-tejero-molina_el_correo_de_madrid (1).jpg

El Teniente coronel Antonio Tejero es sin duda uno de los pocos héroes vivos que quedan en pie en una España que se desmorona. Hombre de reciedumbre intachable, de una pieza, de honor, es sin duda el personaje más querido y admirado por los españoles de bien. Multitud de patriotas admiran su valentía por intentar abortar el nefasto régimen del 78, que el tiempo ha demostrado que ha sido un veneno letal para España. Una Constitución sin Dios que ha sido un coladero de inmundicia para degradar moralmente nuestra patria y gangrenar la unidad.

Antonio Tejero es una persona que no concede entrevistas. Multitud de periodistas lo intentaron chocando de bruces contra el muro de su silencio implacable. Huye como de la peste de los medios con intenciones torticeras y vive muy sereno a años luz del foco mediático. Sin embargo, providencialmente ha tenido un acto de generosidad que le honra, conceder la entrevista al Correo de Madrid, merced al sincero afecto que profesa al gerente del medio Álvaro Romero. Un servidor, Javier Navascués, tras libar con insistencia y no rendirse ante una causa perdida, recoge el fruto de la pasión puesta en el empeño.

Lo había probado en varios intentos baldíos, yermos de negativas y nunca me había rendido. Al mandar unas preguntas a su hijo Ramón, sobre la figura de su padre, este entendió que eran para el propio Antonio Tejero. ¿Por qué no? Inasequible al desaliento lo intenté una última vez, le dije a su hijo que nos conceda la entrevista para devolver el cariño que le tienen miles de españoles y a modo de legado. Se produjo el milagro y se animó a hablar. En este documento en exclusiva, que conservo su manuscrito como oro en paño, reflexiona sobre toda su vida, no sólo del momento por el que pasó a la historia, sino sobre el amor a su familia, especialmente a su mujer, a sus hijos y nietos, a sus yernos y nueras, del amor al Benemérito y glorioso Instituto de la Guardia Civil y de la felicidad que otogar arribar a las orillas de la venerable ancianidad con la conciencia tranquila.

“Habría que abolir las autonomías, que tanto daño hacen y es por donde se escapa parte del dinero de todos los españoles y el verdadero cáncer de España”.

¿A su edad contempla el pasado con paz y serenidad?

A mis 86 años tengo una visión amplia y veraz de todo el pasado de España, desde la Guerra de Liberación, donde bajo el mando del Generalísimo Franco, se venció al comunismo, liberando a Europa de su expansión. Soy un hombre sereno por naturaleza, pero es tanto el mal que se está haciendo a la religión y a España, destruyendo toda la magnífica obra que construyó el Caudillo durante 40 años, que es difícil controlar la serenidad. Además Franco lo hizo él sólo, y la victoria sobre el comunismo parece que sentó mal a todo el mundo, salvo dos excepciones. Éste mal se plasmó en la nefasta y atea constitución de 1978.

Es bonito y edificante llegar a su edad con la conciencia tranquila.

Mi conciencia particular la tengo bien tranquila, ya que he cumplido fielmente el juramento que hice a España en la Academia General Militar, aunque no obedecí a mis jefes siempre que fueron contrarios a los intereses de la Patria, como ocurrió en varias ocasiones.

Recuerdo alguna de ellas como la publicación de un artículo en la prensa pagana del Imparcial, con motivo del proyecto de la nefasta Constitución, en la que advertía del peligro de las nacionalidades, ya que se convertirían las autonomías en embriones de futuros intentos de separatismos. Cumplí el arresto correspondiente y me quedé tan tranquilo, aunque todo siguió para adelante dándole el incompetente Suárez los amplios estatutos a Cataluña y Vascongadas ¡Fue un desastre que ahora estamos sufriendo!

¿Podría contar más ejemplos?

Durante la lucha contra la ETA en Vascongadas me encontré con la exaltación de la llamada ikurriña (otra bajada de pantalones) y como yo había sido testigo de unas cuentas muertes de Guardias Civiles en su intento de destruirlas, protesté oficialmente ante el Ministro de la Gobernación, así como ante el Director General del Cuerpo preguntándoles a cuento de qué venía dar los honores a esa bandera de asesinos.

Resultado un mes de castillo y retirada del mando de Guipúzcoa, pero se lo debía a mis muertos, al Cabo Frutos Sualdea y al Guardia Vergara entre otros. Me dieron la comandancia de Málaga y allí tuve tres encuentros con sus mandos.

Otros ejemplos son el llevar a honores enterrar el cadáver de un Guardia Civil asesinado por el Grapo, cuando se me ordenó que fuera de modo clandestino y la negativa a aceptar el pésame de Carrillo, diciéndole en la prensa que era el seductor de la filosofía que ha fabricado en la calle de su asesinato y por último como homenaje a los tres asesinados en Vizcaya (Unceta y dos Guardias Civiles) impidiendo la celebración de una manifestación, ya que según le manifesté al Gobernador Civil y al Ministro, España estaba de luto por el asesinato de sus más preclaros hijos. Inmediatamente arresto de castillo y retirada del mando de la Comandancia.

Luego encabecé el asalto al Congreso de los Diputados para conseguir lo yo creía que iba a ser la solución de todos los males de la Patria.

Es bonito dedicar toda la vida a un gran ideal y ser fiel a sus principios hasta las últimas consecuencias…

Siempre fui fiel a mis ideales, que creo deben de ser los de la mayoría de los españoles, con la diferencia de que siempre me he sacrificado y he sacrificado a los míos para defenderlos con alma y vida.

¿Se sintió engañado y traicionado el 23 F?

Como he dicho anteriormente para ser fieles a los principios que tenemos grabados en el alma hay que llegar a las últimas consecuencias, incluido la pérdida de la vida y en menor escala perder el destino, el ascenso, la carrera y todo lo demás de menor importancia.

Me sentí ya dentro del Congreso más que engañado, traicionado. Fue mi compromiso con un Gobierno Militar, pensando que este ordenaría lo que había destruido Suárez que fué el principio de toda la ruina actual. Todo se concretó, en boca del genera Armada, en un gobierno de comunistas, socialistas, social demócratas, liberales etc, etc…, cosa que no acepté que fuera obra del Rey y de los Capitanes Generales, lo que permitió a Calvo Sotelo y todo su partido poder gobernar hasta las elecciones, aunque nunca nos los agradeció…

Fue una gran injusticia su prisión y muy dolorosa, pero ¿qué sacó de positivo de esa durísima experiencia?

Mi prisión no fue una injusticia una vez que nos vimos sólos. Todo se convirtió en una rebelión militar severamente castigada en el Código, aunque si que fue una actuación despreciable la del Tribunal que nos juzgó porque habiéndome condenado a 12 años, se dejó presionar por el gobierno de Felipe González y subió la pena a 30 años de reclusión. Sólo dos componentes protestaron, siempre hay caballeros.

¿Como sintió el apoyo y ánimo de muchos españoles de bien?

Constantemente me sentí apoyado, en primer lugar por Carmen, mi valiente mujer y por mis hijos y yernos y nueras, que no me abandonaron un segundo, a pesar de la lejanía de las prisiones (Cartagena, el Ferrol del Caudillo y Figueras) donde estuve 8 años, algunos de ellos sólo.

Amigos tuve montones que tampoco me abandonaron y me visitaban con frecuencia a pesar de tener que guardar a veces largas colas.

¿Fue determinante para no desmoronarse tener el consuelo de la fe?

Mi fe católica, apostólica y romana que practiqué desde mi nacimiento se vio incrementada por la influencia de mi mujer, que fue la que hizo que aumentase y siga aumentando hasta el día de hoy mi fe. Es un gran consuelo saber que Dios no nos abandona nunca y a nosotros no sólo no nos abandonó sino que nos protegió. Tengo que decir que tengo un hijo sacerdote que prueba la fuerza de nuestra catolicidad.

¿Está orgulloso de su trayectoria al servicio del glorioso cuerpo de la Benemérita?

El pertenecer al Benemérito Instituto de la Guardia Civil ha sido algo muy grande en mi vida y de hecho hoy, dentro de la podredumbre que nos rodea, ese Cuerpo sobresale gloriosamente entre todo lo demás.

Prueba del amor que le tengo a la Guardia Civil es que dos hijos, nietos y yerno pertenecen al Glorioso Cuerpo. ¡Viva la Guardia Civil!

¿Se arrepiente de algo?

Me arrepiento de que quizás me he quedado corto en darle a Dios y a la Patria todo lo que se merecen. No me arrepiento de haber encontrado en mi vida a la mujer ideal con la que me casé y me casaría mil veces, por su religiosidad y su patriotismo (nunca me obstaculizó cuando de la Patria se trataba). Su valentía, su entrega a sus hijos, dándoles una educación completa de religiosidad y amor a la Patria fue ejemplar. Tengo que destacar en ella su enorme honradez y amor al prójimo.

Y es precioso poder dejar ese legado a sus hijos.

Mi legado es que sepan que las injusticias son unas canalladas que se usan mas de lo que se debe y que deben castigarse duramente al que las hace en este tiempo de satanás. Lo que sí que es grandioso es crecerse ante ellas, aplastarlas si es posible y si no afrontarlas con entereza y luchar contra los injustos, que desgraciadamente son muchos. En resumen el legado completo es tras la Fe, un inmenso amor a España.

¿En qué emplea ahora su tiempo?

Como estuve tanto tiempo privado de familia, sobretodo de mi mujer, me dedico a ella todo cuanto puedo. Escribo poco, pero sí procuro hablar, con mi familia, de las proezas que hicieron nuestros antepasados y lo enorme que fue su labor. Hoy en día cientos de millones de personas en todo el mundo rezan y hablan en español, que es el idioma más hermoso del mundo, algo que se debe a nuestros ancestros.

¿Le preocupa la situación de España?

La caótica situación de nuestra patria es altamente preocupante y además no se ve solución para ello ni a medio ni a largo plazo. Los dirigentes actuales son y han sido capaces de aliarse con los separatistas antiespañoles con tal de conseguir sus poltronas y como es natural haciendo concesiones y promesas sediciosas, traicioneras y asquerosas. Y no se si los que esperan sustituirles tendrán las agallas suficientes para coger el toro por los cuernos, sin pensar en los votos sino solamente en España. Habría que poner a trabajar a los ineptos del Congreso, prescindir de los independentistas de Cataluña y Vascongadas, volver al idioma común de tantos millones de personas, conservando como joyas a todos los dialectos, pero sobre todo habría que abolir las autonomías, que tanto daño hacen y es por donde se escapa mucho del dinero de todos los españoles y es el verdadero cáncer de España y hay que terminar con él.

España es una nada más. Del Ejército es mejor callar. Sus mandos son ciegos, sordos y mudos. Sólo se atreven a hablar cuando pasan a la reserva y aún estando en ella los quieren tener callados. Hablan y escriben cuando están jubilados y no pueden perder ascensos. Quizá hayan intentado algo, pero rápidamente les han hecho callar y eso que la reformable Constitución los considera garantía de la Patria y de su independencia. Y hoy que la patria está pidiendo auxilios a gritos, están todos acuartelados. Es francamente penoso.

La Iglesia salvo algunos obispos, pocos, y algunos sacerdotes, todos miran los toros desde la barrera, sin tener en cuenta que el Caudillo, con su victoria, paró que fuera infinito el número de mártires. Algunos clérigos pregonan la ignominia desde sus púlpitos sobre todo los catalenes.

En fin tenemos una España que no se parece en nada a la de la poesía al 2 de mayo o al 1 de abril de 1939, pero a pesar de todo muy hermosa. ¡Viva España!

Javier Navascués Pérez