La alta traición a España de Pedro Sánchez que no puede salir impune.

SANCHEZ-ESTELADA-670x335

Excepto los socialistas afines al sanchismo, los separatistas, la extrema izquierda de Podemos y las excrecencias de la política actual española; todos coinciden en llamar traidor al presidente del Gobierno español.

Y es que Pedro Sánchez, con el único objetivo de salvar su Gobierno y salvarse él, se ha rendido a los golpistas catalanes cediendo poco a poco en todos y cada uno de los 21 puntos exigidos por los golpistas, a los que el “transparente” Sánchez siempre se ha negado a revelar.

Así el Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez ha aceptado una petición más de esta hoja de ruta golpista que hasta ahora había rechazado, la figura de un “relator”, una persona “neutral” que “coordine” la mesa de partidos que se quiere constituir para hablar del futuro de Cataluña. Un “facilitador”, como le llaman desde la Moncloa, pero que en realidad se trata simple y llanamente de un mediador.

De esta forma, con la aceptación de una mediación, el Gobierno español reconoce explícitamente que hay un conflicto entre dos países, España y Cataluña, lo que se convierte de facto en un reconocimiento de Cataluña, al que trata y negocia de igual a igual, como hacen dos países soberanos que mantienen un conflicto.

No hay lugar a dudas de que con esta decisión Pedro Sánchez reniega, ya sea con acción u omisión, de un compromiso de lealtad con la España que preside, y eso no es otra cosa que traición a la Patria, a la Constitución y a las leyes que deben regir a todos los españoles.

Porque el delito de traición, para el Derecho de España, es una categoría que engloba los delitos de inducción a la guerra, favorecimiento del enemigo, espionaje y declaración de guerra o firma de paz en contra de lo dispuesto en la Constitución española de 1978.

Delito de traición que recogen los Art. 581-585 de nuestro Código Pena y que aglutinan todo tipo de delitos que de algún modo afectan a la soberanía y con ello a la independencia del Estado y a su necesaria defensa frente a las agresiones de otros Estados, pero al mismo tiempo afectan también a la paz entre los mismos, un bien jurídico en que no está interesado solamente el Estado mismo, sino también la comunidad internacional.

Basta una simple lectura de la hoja de ruta que exigen los golpistas catalanes al presidente Sánchez, para darse cuenta de que quien acceda a estas exigencias está traicionando a España:

  1. No se puede gobernar contra Cataluña.
  2. Hay que reconocer y hacer efectivo el derecho de autodeterminación del pueblo de Cataluña.
  3. Es necesaria una mediación internacional que tiene que facilitar una negociación en igualdad.
  4. La soberanía de las instituciones catalanas tiene que ser respetada y no amenazarla con la aplicación del artículo 155.
  5. Se tienen que investigar los abusos policiales y económicos ejercidos contra el pueblo de Cataluña.
  6. La vía judicial tiene que quedar atrás.
  7. Hay que impulsar un compromiso por la ética política.
  8. Se tiene que garantizar la separación de poderes.
  9. Es imprescindible poner fin a la limitación de derechos fundamentales.
  10. El retroceso de la calidad democrática de España se tiene que revertir.
  11. Hay que frenar el deterioro de la imagen de España en el mundo.
  12. Se tiene que poner fin a la complicidad de cuerpos policiales y aparato judicial con la ultraderecha.
  13. Hay que garantizar la independencia judicial.
  14. Es necesario asegurar el respeto a los Derechos Humanos.
  15. La sombra y la influencia de la cultura franquista pervive y es incompatible con la plenitud democrática de España.
  16. La indolencia con el fascismo, la impunidad con las actitudes fascistas tiene relación directa con la impunidad de los crímenes del franquismo.
  17. Se tienen que aislar y denunciar los grupos neofascistas.
  18. Es incompatible con la democracia la existencia de privilegios derivados del franquismo.
  19. Hay que emprender un proceso explícito de desfranquización y de un debate sobre la monarquía.
  20. La nulidad de los juicios franquistas es un paso imprescindible de memoria histórica.
  21. Se tiene que hacer efectiva una política de fosas comunes.

Se convierte así Pedro Sánchez en el conde don Julián del Siglo XXI, aquél que por rencor al rey don Rodrigo le traicionó permitiendo la invasión musulmana de la Península Ibérica, acabando así con el reino visigodo, pero que en esta ocasión no debe quedar impune y debe convocar elecciones cuanto antes para que los españoles decidamos sobre España y afronte sus responsabilidades ante la justicia.

F. Trillo

Anuncios

“Seguir en los Mossos será mi calvario, seguir viviendo en Cataluña mi martirio”: Inma Alcolea (cabo de Mossos de Esquadra).

inma.jpg-1440x808

Inma Alcolea es Mossa de escuadra, licenciada en Derecho por la Universidad de Zaragoza, tiene un curso universitario de director de seguridad privada en la Universidad a Distancia de Madrid y tiene el nivel D de Catalán. Fue opositora, tras su licenciatura en derecho, al cuerpo jurídico militar antes de opositar al Cuerpo de Mossos.

En esta entrevista, a tumba abierta, denuncia el calvario que lleva sufriendo durante estos 24 meses, inmersa en un expediente con todo tipo de vejaciones, amenazas, insultos, señalamientos. Sufre un expediente completamente desproporcionado que solo demuestra la persecución y el acoso a la que están sometidos los Mossos no independentistas. No solo la persiguen a ella, que decidió hacerse pública, a raíz de ser señalada un 28 de Enero de 2018 por parte de uno de los portavoces de la independencia, en redes sociales, sino que también están perseguidos por parte de los Asuntos Internos de los Mozos de Escuadra que dirige un político del PDECAT, otros agentes leales a España y no separatistas.

Todo aquel que se pronuncia contra el régimen que tiene el gobierno autonómico es hostigado perseguido y acosado por esta División de Asuntos Internos que, sin embargo, hace la vista gorda con aquellos policías políticos desleales e independentistas. Igualmente ha sido amenazada, insultada siendo publicada en medios separatistas y subvencionados por el Gobierno Catalán como el Racó Català, como si fueran los peores años de plomo de ETA.

Es hora de denunciar estos atropellos cometidos por la División de Asuntos Internos de los mozos de escuadra cuyo mando es un político perteneciente al partido que actualmente quiere romper España. El gobierno español mira hacia otro lado, habiendo abandonado totalmente a estos Mossos que se encuentran perseguidos por esta División.

¿Ha cambiado mucho el cuerpo desde que usted entró?

Ha cambiado muchísimo desde que Zapatero permitió cambiar el Estatuto de Autonomía, que luego fue parcialmente derogado por el Tribunal Constitucional. Pero el desgarro total se inicia con el referéndum de 9 de Noviembre de 2014. Allí ya empiezan los verdaderos problemas y la deriva de la que no creo que haya marcha atrás por parte de los políticos independentistas y que lógicamente afectan al cuerpo policial.

¿Cuándo se produjo el punto de inflexión hacia la politización total del cuerpo?

Desde el inicio del proceso separatista, pero la policía política llamada Mossos por la independencia ya existían desde mucho antes permitiéndose todo tipo de soflamas en contra de la Constitución, de la legalidad o incluso de la Justicia y Fiscalía.

¿Hay una gran división entre los Mossos en este momento?

Por supuesto, pero dentro de las comisarías hay un silencio tenso y miedo, mucho miedo. El problema son las poblaciones más pequeñas o las ciudades que no son Barcelona. Allí es donde el número de mozos desleales sube en proporción. Yo vivo en Gerona y le aseguro que allí hay una total afinidad a la independencia por parte de gran parte de Mozos de Escuadra en cualquiera de sus escalas. Allí te pueden llamar colona desagradecida e inadaptada y te tienes que callar porque la normalidad es que tu mando superior tenga una bandera separatista o trapo estrellado colgado en su despacho policial.

Explíquenos como fue el proceso de su expediente disciplinario.

EL 6 de Enero de 2017 yo encuentro una noticia en el Diario de Girona donde, junto a la fotografía sin pixelar de mi hijo menor de edad, informan que se busca a una Mossa de Escuadra que ha insultado a Puigdemont en un perfil de Facebook.

A partir de ese momento se inicia un infierno procedimental y una persecución sin tregua por parte de esta División de Asuntos Internos de los Mossos de Escuadra dirigida por un político del PDECAT.

El 13 de Enero se presentan en mi domicilio dos mandos de mozos para requerirme mi arma, mi placa e informarme que no puedo volver a entrar en las dependencias de la comisaría debido a que estaba expedientada con una suspensión de empleo y sueldo. Me paso dos meses suspendida de empleo y sueldo hasta que sin mi permiso un abogado de un sindicato policial, el SAP (Sindicato Autónomo de Policía) pide para mí un traslado coactivo y me trasladan desde Marzo de 2017 hasta Septiembre de 2017 a 140 kilómetros de mi domicilio a trabajar. Si mi expediente tenía que finalizar un 13 de Junio de 2017, según marca la ley, la División de Asuntos Internos lo cierra y lo vuelve a iniciar un 5 de Septiembre de 2017, volviendo a iniciar un verdadero calvario procedimental.

Además consideran que deben en este segundo expediente por los mismos hechos, volverme a aplicar otra medida cautelar (que debe ser según ley motivadas, excepcionales y temporales) volviéndome a trasladar coactivamente a 120 kilómetros. Allí me paso de Septiembre de 2017 a Mayo de 2018 momento en que después de 16 meses puedo acceder a la Justicia para recurrir mi injusta situación. Como yo en Febrero de 2017 le cuento en una reunión de Sociedad Civil Catalana al señor Millo mi esperpéntica situación, injusta desproporcionada con una total indefensión y con una División de Asuntos Internos que tiene un cortijo en el procedimiento disciplinario. Al finalizar mi intervención yo digo que hay un golpe de Estado dentro de las instituciones de la Generalidad y que yo ahora llamaba a la Generalidad, Genestapo. Genestapo es un término acuñado por la publicación Dolça Catalunya e implica un gobierno mediocre, irresponsable, violento que tensiona para incumplir la legalidad vigente y amenaza con el incumplimiento de las resoluciones judiciales.

La División de Asuntos Internos sin embargo dice que yo comparo a la Generalidad con la Gestapo y decide volverme a expedientar con 5 meses de empleo y sueldo más los 7 meses de empleo y sueldo y pérdida de plaza fija con el que finalmente soy sancionada en el expediente anterior por críticas al ex presidente fugado Puigdemont. Quiero hacer constar que la División de Asuntos Internos no reconoce en absoluto ninguna de las pruebas que yo presento en mi descargo. En primer lugar mi perfil de Facebook es completamente cerrado desde que yo lo inicio en 2009 cuando nace mi hijo y cuando mi madre, en un tratamiento de Hepatitis C viene durante un mes y medio a residir a mi domicilio y lo utiliza ella abre las publicaciones de ese mes y medio. Mi madre es empadronada por mí un 9 de Diciembre de 2016 y su ordenador Apple se encuentra estropeado presentando una factura de reparación de fecha 2 de Enero de 2017. Ella accede a mi ordenador por esos motivos y como de costumbre escribe, sin ser consciente que lo hace de manera pública, como lo hace en su perfil de Facebook, en mayúscula. La crítica a Puigdemont está escrita por ella y realiza una declaración ante notario y también ante la División de Asuntos Internos confirmando ese extremo. Pero ninguna de estas pruebas ha sido tenida en cuenta por parte de esta División que me ha considerado desde el principio culpable, a pesar que en 21 años de servicio nunca había tenido ningún tipo de expediente por ningún motivo. Así mismo esta División decide realizarme una auditoría, imagino que pensando en que podía haber mirado a políticos independentistas, pero al darse cuenta que durante 4 días en dos años había mirado en las bases de datos policiales a mi familia me vuelve a expedientar un mes sin empleo ni sueldo.

La División de Asuntos Internos ha hecho una lectura subjetiva y ha decidido que mis pruebas no servían de nada y tras 16 meses de castigos anticipados de una futura sanción, que llaman medidas cautelares me han sancionado tres veces con un total de 13 meses sin sueldo.

Pero lo más gracioso es la manera tan flagrante, parcial y sin ninguna vergüenza, respecto a los agravios comparativos que esta División de Asuntos Internos dirigida por el político del PDECAT, respecto a los mozos independentistas. Ellos tienen una total libertad e impunidad no solo para insultar a políticos constitucionalistas, a jueces del Tribunal Supremo e incluso al rey.

Pueden llamar a la desobediencia de la Administración catalana al Estado Español, despotricar de la Justicia, de la Fiscalía, señalar en las redes poniendo nombre y fotografías de agentes de la autoridad que no comulgan con el independentismo e incluso colgarse en sus redes sociales fotografías votando el acto ilegal que nos ordenaba el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, evitar, impedir, identificar a organizadores y retirar urnas. Esta división de asuntos internos, que tiene en el procedimiento disciplinario un cortijo actúa de diferente manera según la ideología política del agente en cuestión y no cumple con el artículo 14 de la Constitución que establece que todos los ciudadanos somos iguales ante la Ley.

Pero el Gobierno español ha regalado una serie de competencias a esta CC.AA. y los ciudadanos estamos sufriendo las consecuencias de la inacción en cuanto a la inspección que estas competencias se estén realizando de manera legal.

A todo esto tengo que añadir que, llevo ganadas en los juzgados tres sentencias que avalan la ilegalidad de las medidas cautelares que me han estado aplicando durante 16 meses y que incluso ya se ha pronunciado en firme el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Pero que la Justicia supone que mientras este Tribunal me paga por las costas 500 euros, a mi todo el proceso me cuesta 2318 euros, con lo cual siempre gana la Administración Catalana, que además del sufrimiento que me ha provocado, me ha dejado asfixiada a nivel económico.

Por eso, y por las querellas que tengo abiertas, a los portavoces de mozos por la independencia, que se han pasado todo un año injuriándome y calumniándome por las redes sociales, he abierto una plataforma gofunme, donde las personas no solo me apoyan a nivel económico para llevar adelante estos procedimientos, sino a nivel moral con mensajes de apoyo.

¿Cómo le gustaría acabar esta historia?

Pues mire la ilusión mía y de mi pareja, es que la Disposición Adicional 4 de la Ley de Personal del Cuerpo Nacional de Policía vigente desde el año 2015 nos permita salir del cuerpo de los Mozos de Escuadra y acceder al Cuerpo Nacional de Policía. Queremos vender nuestras casas y sacar a nuestros hijos de esta comunidad autónoma donde no hay estado de derecho ni seguridad jurídica y que cada vez se está convirtiendo más en una comunidad donde la normalidad es el acoso, la imposibilidad de ejercer tus derechos y libertades bajo una total anuencia del Estado central al no cumplir con sus obligaciones en esta CC.AA.

Por eso como le he dicho al principio para mi seguir en esta comunidad autónoma y trabajando para la Generalidad sería para mí un calvario y un martirio. Por favor, haced clic aquí para apoyar mi campaña de GoFundMe, Querella contra DONAIRE:

https://www.gofundme.com/querella-contra-donaire?pc=wa_co_dashboard_a&rcid=88286cb108d1486c9f38e20171e2906b

Javier Navascués Pérez

Teniente coronel Paco Bendala: “Hay que evitar la destrucción de España”

Cataluna-Plataforma-PXC-Nacional-Barcelona_LNCIMA20170930_0011_1.jpg

En estos momentos en los que todo parece que se desmorona hay que evitar a toda costa la destrucción de España, y su esencia católica, que es evitar nuestra propia destrucción. Nadie se odia y destruye a sí mismo; a excepción de los locos y degenerados. Si España desaparece lo haremos nosotros también.

Entrevistamos al teniente coronel Paco Bendala. Nos habla desde su experiencia de militar de honor, excelente patriota y batallador en los medios y las redes sociales.

Valoración general de la situación de España con un gobierno de izquierdas elevado a traición al poder por los enemigos de la patria a cambio de acuerdos sospechosos contra la unidad de España…

No sólo eso. Y mucho más. Tenemos un gobierno legal, pero democráticamente ilegítimo, o sea, antidemocrático y, por ello, totalitario, dictatorial, marxista-fascistoide; claro que socialistas y comunistas lo han hecho siempre así, por ejemplo, el pucherazo de Febrero de 1936 y la multitud de “golpes municipales”subsiguientes para hacerse con el poder local sin pasar por las urnas, a fin de convertir la II República en una “república socialista-soviética”, lo que provocó su fin y una cruenta guerra de todo lo cual sólo ellos fueron culpables.

El PSOE repite su historia y sigue anclado en los caducos y antidemocráticos conceptos de su fundador que constan en actas del Congreso y prensa de la época, y que tanto mal han hecho al propio partido y a España. Sánchez es un cobarde en lo personal y también en lo político, tiene miedo a las urnas, por su egocentrismo enfermizo no entiende más que llevar a la ya de por sí maltrecha democracia española hacia la dictadura personal; Hitler hizo lo mismo. De “progresista” no tiene nada, huele a rancio, a naftalina, a alcanfor; y además es un hortera. Para qué decir de los comunistas podemitas. ¿Puede alguien en su sano juicio ser comunista o marxista en el siglo XXI… sin chalet de un millón de euros, claro? ¿Puede alguien que no esté mal de la cabeza profesar aún hoy una ideología siempre fracasada, además entre baños de sangre y miseria?

El problema de base del PSOE es que nunca ha sido un partido nacional, sino antinacional, es decir, anormal, antiespañol; lo que nunca ha ocurrido en los demás partidos socialistas de nuestro entorno, ni creo que del mundo entero. Los comunistas igual, claro. Por eso siempre ha buscado alianzas con la otra parte de la anti-España, los separatistas de toda ralea.

Sin contar con la degradación moral que promueven (ideología de género LGTB, desacralización, amenazas de desarmotizar los bienes de la Iglesia…etc)…

Eso casi es lo peor, porque han provocado intencionadamente la mayor crisis moral que ha conocido España a lo largo de su dilatada historia, porque esta vez, a diferencia de lo que ocurrió en los años treinta del siglo pasado, dicha crisis afecta a la práctica mayoría de los españoles, que dejándose llevar por cantos de sirena no se dan cuenta de la tremenda dictadura totalitaria que se les está cayendo encima, cuyos males van a necesitar para subsanarlos de ímprobos esfuerzos durante varias generaciones. Es muy fácil destruir, que es lo que se ha hecho, pero construir, máxime tratándose de seres humanos, es muy lento, difícil y trabajoso, y no siempre se consigue.

El tema de Cataluña sigue en un golpe de Estado y desafío permanente y con una sensación surrealista de “normalidad” por parte del Gobierno de España.

Yo defiendo que lo de Cataluña, como, ojo, lo de Vascongadas, Baleares, Galicia, Aragón, etc., porque afecta a todas las regiones de España, no es un “golpe”, sino parte de un proceso revolucionario perfectamente diseñado y llevado a cabo con maestría desde hace décadas, gracias, eso sí, más que a separatistas y marxistas, sean socialistas o comunistas, a la traición villana de los demás, es decir, de los liberales peperos y ahora también de Ciudadanos. Ellos han sido los que han renegado de España, porque como he dicho antes, marxistas y separatistas han sido siempre la anti-España. Los liberales o “neocon” o “centristas” o como quiera que se autodenominen ahora, han sido y siguen siendo el verdadero caballo de Troya y el puñal clavado en la espalda de España, porque eran y son los que tenían que haber impedido que los españoles de bien, de orden, los que les votaban, cayeran en la indiferencia, en la pasividad, en dejar hacer a los enemigos de España, eran los que tenían que haber impedido, con la ley en la mano, pero aplicándola sin complejos, que llegáramos al punto en que nos encontramos que muy bien puede ser irreversible esta vez. Ellos han sido los traidores y los mayores culpables; los otros nunca han ocultado lo que eran, lo que son y lo que persiguen.

¿Hasta qué punto es gravísimo que un Presidente autonómico aliente a los violentos que quisieron asaltar el Parlamento catalán?

Además de ser evidente traición, por mucho que no se sienta español lo es, es la muestra, la prueba, de a dónde hemos llegado, de cuánto se les ha permitido y se les sigue permitiendo, de cómo se les ha alimentado y fortalecido, es el testimonio de que los que tendrían que haberlo impedido, antes y ahora, al no hacerlo, son cómplices de esa misma traición y más culpables que ellos. En España se ha consentido y se sigue consintiendo lo que ni en el país más pequeño e insignificante del mundo se permite.

¿Es de recibo que una policía autonómica detenga a patriotas con chulería, colabore con el golpe e investigue y persiga a los sospechosos de sentirse españoles?

Todo eso son más pruebas de la anormalidad de la España que nos ha tocado vivir. Es, en realidad, de psiquiátrico, parece como si un virus hubiera infectado a la inmensa mayoría de los españoles, unos por hacer, otros por permitir y los más por optar por no darse por enterados. Puede que asistamos a la desintegración de España, que no dudo que volverá a resurgir, pero a lo mejor hacen falta otra vez ocho siglos para ello.

¿Es normal que esté más perseguido quitar un lazo amarillo que una bandera de España?

Es anormal, injusto y estúpido. O los españoles de bien, que, ojo, los hay de distinto pensamiento, como es natural, toman cartas en el asunto urgentemente o que no se quejen después. Lo que se está viendo en España no se ve en ninguna otra parte del mundo, nadie se autodestruye, nadie lleva sus diferencias hasta la mutua destrucción, nadie es tan idiota… menos al parece nosotros. ¿Y cuando no quede nada, qué? Porque con lo que ocurre y a donde vamos perderemos todos, hasta los que hoy creen que ganarán.

Por su parte la alcaldesa Colau ya ha manifestado en numerosas ocasiones su profunda aversión al Ejército, los militares….

Ha sido siempre tónica de la anti-España esa aversión, que es en realidad odio. Algo que también demuestra la degeneración y anormalidad moral –y en algunos casos mental– de socialistas, comunistas y secesionistas. No hay ningún país del mundo donde los partidos, sus dirigentes, los afiliados, sea cual sea su orientación política o ideológica, odien a sus más importantes instituciones como son las FFAA, las de seguridad, etcétera; sólo aquí. Demencial. Bueno, y que se les permita, que es aún peor.

En España se tolera que se silbe al himno nacional, se condena la monarquía…y sigue sin pasar nada…

Porque en realidad hace mucho que lo que ocurre está pactado. De otra forma no se entiende, porque no creo que nadie sea tan estúpido, luego si se permite es porque hay un objetivo, un interés, un motivo, un plan, sea personal, sea de grupo.

Y Zapatero se ha reunido hace poco en secreto con Otegui, ¿cree que puede haber presiones para que suelte a los presos?

Forma parte del pacto. Yo así lo creo desde hace mucho. Los proetarras, como los mismos etarras y todos los separatistas, se han hecho con las instituciones regionales y locales como paso previo para conseguir no sólo el dinero, sino ir allanando el camino hacia lo que siempre fue su único objetivo: la destrucción de España. Rodríguez fue una pieza importante del entramado, no llegó a presidente porque sí, ni tampoco por sus méritos, ni es tonto como muchos creen y él se lo hace, no, es un eslabón más de una cadena que empezó con Felipe González, sí, también él, continuó con Zapatero y avanza imparable con Sánchez; eso sí, sin sucesión de continuidad entre ellos gracias a Aznar y Rajoy, piezas también esenciales de ese pacto, pues sus actos, a ambos, les delatan.

Mientras un buen número de militares ha manifestado su apoyo a la memoria de Franco como general y caudillo…

Es normal, aunque tarde, muy tarde. Está muy bien, pero habría que haberlo hecho mucho antes y estando en activo. No se trata de “golpes de Estado” o de “pronunciamientos militares”, no, eso ya no puede ser, no hay posibilidad alguna; aunque la anti-España siga aireando ese fantasma porque le conviene. Se trata de que los mandos superiores tendrían que haber impedido el desbarre de los políticos poniendo sus cargos como escudo y sus razones como espadas, advirtiéndoles y corrigiéndoles, para que no se traspasaran ciertas rayas que en ningún lugar del mundo se permiten traspasar.

Para eso, créame, hace falta más valor que para ir al combate; y yo creo que ha faltado ese valor personal y ha sobrado mucha ambición de hacer carrera. Neutralidad no es inhibición; obediencia no es sumisión; hay órdenes que no se pueden ni deben cumplir; hay una responsabilidad histórica y ante el pueblo español por mucho que esté desnortado; en otros países, como he dicho, no es necesario tal ejercicio didáctivo con los políticos de parte de las FFAA porque no actúan ni permiten que sus naciones se autodestruyan, pero en España sí que lo es, por desgracia.

Y quizá otros muchos en activo que no pueden hablar, pero que ante una emergencia nacional grave podrían reaccionar en defensa de la patria…

España está en emergencia nacional desde hace décadas; por eso estamos como estamos. Las FFAA tienen su mandamiento constitucional y su responsabilidades que no dependen del Gobierno de turno, sino que son autónomas, per se, y no pueden mirar para otro lado, marcharse al extranjero y hacer como que no pasa nada, porque pueden estar incurriendo también en traición. No hay necesidad de actuar en una emergencia, si se evita que se produzca, lo que en España no se ha hecho. Poner solución a las cosas cuando comienzan es siempre posible, fácil, pero hacerlo cuando se han enquistado hasta límites nunca imaginados es dificilísimo e, incluso, puede que imposible.

Sería un atropello que se saque a Franco del Valle… pero quizá el tema de la Almudena puede tener un efecto Boomerang… y ser un gran centro de peregrinación nacional…

La profanación de la sepultura del Generalísimo, si se llega a producir, no tiene parangón en la historia universal; el mero hecho de que se plantee tampoco, y deja en evidencia a los que así lo intentan y quieren, pero también a todos los demás españoles que miran pasivos como si de un vulgar y anodino espectáculo se tratara. España entera quedará manchada, cada cual en la parte que le corresponda, si semejante barbaridad se consuma; nuestros sucesores abominarán de nosotros durante siglos por tal falacia. En cuanto a que sus restos reposen en la Almudena, no se crean que el odio que se le tiene, que es maléfico, lo va a permitir o al menos por mucho tiempo. Que nadie se engañe.

Si Franco va a la Almudena que hubiese una ceremonia con honores militares sería apoteósico en cierta manera resucitar a Franco…

Sería lo suyo, desde luego, como reparación humana a tal villanía, como muestra del respeto y cariño que le tienen buena parte de los españoles, y como forma de demostrar a nuestros descendientes que, al menos, hubo españoles que todavía lo eran.

Franco ha muerto sólo físicamente. Franco entró en la historia de España por méritos propios y por la puerta más grande desde los Reyes Católicos y para siempre, querer sacarlo es imposible, pueden prohibir hasta incluso hablar de él, pero eso será circunstancial –como les ocurrió a los faraones que ordenaban destruir todo rastro de alguno de sus antecesores–, porque llegará el momento en que la figura del Caudillo será de nuevo exaltada como se merece; y más aún por la persecución vesánica de que es objeto hoy. Aunque hagan falta siglos eso será así, y los que hoy le persiguen con saña de cualquier forma, así como los que mirando para otro sitio lo permiten, quedarán en ridículo y serán reconocidos como lo que son: enfermos morales, ideológicos, y más de uno mental.

¿Cómo combate usted la ideología dominante y pensamiento único a través de la red?

Siempre he estado en varios proyectos.

Ahora dirijo una web www.elespañoldigital.comdesde la que procuramos poner todo de nuestra parte para tal fin. Nuestro lema lo dice todo “La verdad sin complejos”. En ella participan personas de varias tendencias, pero siempre por Dios y por España, nuestra patria en la que cabemos todos, menos, eso sí, la anti-España.

¿Quiere añadir algo más?

El momento histórico en que nos encontramos es crucial, no hay tiempo, se ha perdido mucho, se ha traicionado más, no pasará esta generación sin que España o se pierda para mucho tiempo o inicie su recuperación, de nosotros depende, pero que nadie se engañe, si se pierde perderemos todos, incluso la anti-España que se da por vencedora

Javier Navascués Pérez