¿Usará Pedro Sánchez la inmigración para romper el acuerdo en Andalucía?

15459888900920

Todo parece indicar que sí, y no por despecho a que –por lo menos en la Mesa del Parlamento- los votos de PP, Ciudadanos y Vox hayan echado del “trono” andaluz a su enemiga y rival socialista Susana Díaz, sino porque Vox se dispara en intención de voto y amplía la mayoría de la derecha, según sondeo publicado por Sigma Dos para El Mundo, donde la formación de Abascal entraría en el Congreso con entre 43 y 45 escaños, un 13% de la intención de voto, y que lo sucedido en Andalucía se puede reeditar a nivel nacional y tener que abandonar la presidencia del Gobierno por la puerta de atrás.

No es casualidad que en plenas negociaciones entre PP, Ciudadanos y Vox para garantizar un cambio en Andalucía, irrumpa el buque “Open Arms” en la Bahía de Algeciras, con más de 300 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo. Pedro Sánchez sabe muy bien cual es una de las divisas de Vox, y banderín de enganche de la mayoría de sus votantes, acabar con la inmigración ilegal descontrolada que en algunos municipios españoles, precisamente donde Vox ha obtenido más votos en Andalucía, y que ya llega a una situación insostenible.

Si a esto le sumamos que Santiago Abascal ya ha puesto sobre la mesa, en su negociación con PP y Ciudadanos para dar el visto bueno al Gobierno del cambio, la necesidad de un gesto sobre la presión migratoria que padece Andalucía para poder darle sus votos y contentar a su electorado, a nadie se le escapa que el aumento de autorizaciones del Gobierno español para el desembarco en puertos andaluces de más y más barcos de “rescate” cargados de inmigrantes, puede hacer saltar por los aires en cualquier momento el pacto en Andalucía.

Y es que la izquierda en España tiene muy mal perder, lo ocurrido en Andalucía nada más conocerse que la suma de votos de PP, Ciudadanos y Vox daba al traste con la posibilidad de un gobierno entre socialistas y extrema izquierda, es prueba de ello. La extrema izquierda andaluza tomó las calles de algunas capitales de esta comunidad española, y con la excusa del pretendido ascenso del fascismo, llevaron a cabo toda clase de actos violentos en calles, plazas y algunos establecimientos.

El segundo ataque de “cuernos” se hizo evidente en la reciente elección de la Mesa del Parlamento Andaluz, donde además del ya conocido numerito al que nos tiene acostumbrados los podemitas en este tipo de actos, se evidenció en que en la mayoría de las promesas de los nuevos diputados andaluces de la extrema izquierda vertieron su odio contra Vox en una coctelera de todo tipo de insultos y descalificaciones.

El tercer acto de este thriller vendrá si finalmente, como todo parece indicar, Juanma Moreno, líder de los populares andaluces, consigue ser el presidente de la Junta de Andalucía. Porque a la movilización callejera de la extrema izquierda más radical de Andalucía se le sumará ese otro control de la sociedad andaluza que tan bien ha conseguido consolidar el PSOE, tras cuarenta años en el poder, y que controla sindicatos, asociaciones vecinales y todo tipo de colectivos que generarán un permanente ruido y movilización que hará prácticamente imposible que los andaluces comiencen a sentir el cambio, su última intervención como presidenta, el mensaje de Navidad, es un vivo ejemplo de la oposición que pretende llevar a cabo Susana Díaz.

F. Márquez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s