Cospedal, Soraya o Casado, ¿a quién deberían votar los militantes del Partido Popular?

casado-cospedal-soraya.jpg

Esta es la pregunta que se harán los militantes del Partido Popular citados a elegir a su nuevo presidente el próximo jueves 5 de julio, en primera vuelta, y el 20 y 21 del mismo mes en su XIX Congreso Nacional.

Pero antes de hablar de nombres es necesario saber, aunque parezca increíble a estas alturas, que es un partido político; porque es tal la perversión del lenguaje y la degradación política, que es necesario recuperar el origen de las cosas para centrar el debate.

Según nuestra Real Academia de la Lengua, un partido político es “un conjunto o agregado de personas que siguen y defienden una misma opinión o causa”. Se trataría de una entidad pública donde se agruparían personas con la misma ideología (objetivos, intereses, visiones de la realidad, principios, valores y proyectos comunes) para promover la participación de la ciudadanía en la vida democrática, presentarse a elecciones y acceder al gobierno para poder llevar a cabo esas políticas para las que los ciudadanos han apoyado con sus votos.

Dicho esto hay que insistir lo que venimos diciendo desde su creación en El Conservador Digital, que sin ideología no hay política, y por tanto un partido no es nada si no tiene una ideología clara, que le identifique, le distinga de los demás y marque las directrices de su gestión.

Y esto es lo que venimos denunciando desde estas páginas, que el Partido Popular ha olvidado en los últimos años su propia identidad política, su ideología, la que le diferenció claramente del PSOE de Felipe González y por la que consiguió gobernar varias veces y con grandes mayorías absolutas.

Con estos parámetros quedaría eliminada la candidata Soraya Sáenz de Santamaría, que en varias ocasiones se ha definido como “apolítica”, llevando al máximo de los absurdos lo que debe ser un partido político, por lo que podría estar militando en el PP, en Ciudadanos o en el propio PSOE, porque en definitiva adolece de ideología alguna y se convierte en una mera gestora, otro de los graves errores del PP que le han llevado a la actual situación, dedicarse exclusivamente a gestionar y no a hacer política, abriendo sus filas a tecnócratas.

Porque por mucho que se afirme que el PP se ha venido abajo por la corrupción, especialmente por los medios afines a la izquierda que siguen ocultando los casos de corrupción socialistas para centrar ese debate sólo en el PP, lo cierto es que el Partido Popular ya pagó su peaje electoral por la corrupción en las Elecciones Generales de 2015, donde pasó de 186 diputados a 123, comenzando a recuperarse en las Elecciones Generales de 2016, donde pasó a 139 escaños.

El verdadero daño al PP ha venido de manos del “golpismo” nacionalista y la inacción de un partido, el PP, donde una de sus principales señas de identidad ha sido la defensa de la unidad nacional de España. Si en las elecciones del 2015 al PP le abandonaron la bolsa de votantes que varia el sentido del voto de su papeleta por diversos motivos, desde el “órdago nacionalista” de Puigdemot y sus secuaces, ha sido la pusilánime actuación del Gobierno de Rajoy ante este envite nacionalista lo que le ha hecho comenzar a perder votantes por su derecha, e incluso militantes.

Ha sido realmente esa falta de aplicar los valores propios, la ideología de centro-derecha o conservadora, lo que ha llevado a esta situación al Partido Popular.

Es por ello que el militante del PP debe votar por una dirección nacional del Partido Popular que recupere esos valores olvidados, esa ideología que dio origen a lo que se llamó en su momento “casa común” del centro-derecha español, formada por liberales, conservadores, democristianos y centristas, que ha demostrado puede vencer a la izquierda.

Con estos parámetros quedaría eliminada la candidata Soraya Sáenz de Santamaría, que en varias ocasiones se ha definido como “apolítica”, llevando al máximo de los absurdos lo que debe ser un partido político, por lo que podría estar militando en el PP, en Ciudadanos o en el propio PSOE, porque en definitiva adolece de ideología alguna y se convierte en una mera gestora, otro de los graves errores del PP que le han llevado a la actual situación, dedicarse exclusivamente a gestionar y no a hacer política, abriendo sus filas a tecnócratas.

Descartada Soraya Sáenz de Santamaría, los militantes del PP deberían debatirse entre dos candidatos, a los otros 5 ni les citamos porque respetando su libertad de presentarse no tienen opción alguna para hacerse con la presidencia del PP, Pablo Casado y María Dolores de Cospedal.

Ambos candidatos han demostrado en los peores momentos tener ideología, Cospedal llegó a reivindicar el deber constitucional de las Fuerzas Armadas Españolas en la defensa de la integridad territorial de nuestra nación en pleno envite separatista como ministra de Defensa, y Casado ha sabido sacar las contradicciones de la izquierda en su propio terreno, los medios de comunicación.

Una se define como de centro-derecha y otro como liberal-conservador, pero sus posiciones ideológicas son muy próximas, tan sólo la diferencia generacional y la experiencia pueden dar perfiles diferenciados, pero la realidad es que son candidatos que se enmarcan dentro de lo que fue esa “casa común” del centro-derecha español.

Por este motivo no es de extrañar que sean muchos los militantes del PP que aboguen por un acuerdo entre Cospedal y Casado después del día 5 de julio, si este último no pasa el corte, aceptando ser el nuevo secretario general de un Partido Popular presidido por María Dolores de Cospedal. Un maridaje que, visto lo visto, es lo mejor para el centro-derecha español hoy.

Por F. Márquez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s